ESCUCHEN A LAS VÍCTIMAS

En la asociación recibimos testimonios de victimas de diferentes formas de violencia. Nos hacemos eco de algunos de ellos con la intención de compartir las distintas experiencias vividas.

Si deseas compartir tu experiencia, envianosla a la dirección de correo:
victimas@victimas.org


Soy la hija de una mujer asesinada brutalmente de más de  sesenta puñaladas por  los considerados por esta ley, como menores. Menores con capacidad para matar y menores para pagar el delito o crimen.

   Actualmente, solo deseo reivindicar el Derecho que mi madre y todas las demás victimas tenían a Vivir y Morir dignamente y no masacradas. Por ello, responsabilizo a políticos y legisladores, de una Ley que no tiene en cuenta el principal Derecho que los seres humanos tenemos  a la Vida y la Integridad Física.

   En estos momentos, las Leyes parecen estar hechas para cubrir con un escudo protector a todos estos canallas que no dan valor a la vida por el solo hecho de ser menor.

   Yo, no entiendo de Leyes ni de política, solo soy una madre, que se ha preocupado de que sus hijos supiesen que sus actos tienen consecuencia para los demás y también para ellos. Por lo que una sanción ,o corrección en un mal hecho sirve como prevención para sus propios hermanos.

   Cuando asesinaron a mi madre, en el año 1998, la Ley nos permitía una defensa plena,  recurrir sentencias, las penas podían ser superiores a veinte años, pero ya existía el eximente de la edad. Sin embargo, con la actual Ley del Menor, la pena máxima es ridícula para casos tan graves, solo ocho años con revisión a los cuatro, por lo que pueden salir a la calle en libertad vigilada. ¿Qué significa? .¿Van a tener un policía detrás todo el día cada uno?.

  Los centros están saturados, ya no hay plazas . Los reeducadores se están dando de baja, o renunciando a sus puestos de trabajo por depresión o miedo a estos menores. Por otra parte, según los medios de comunicación, faltan psicólogos para atender a esa reeducación. Con este panorama.......la revisión de penas corre el riesgo de convertirse por sistema en algo automático y la reeducación de asesinos tan brutales ( en la cuál no creo), se convertirá en pura Demagogia, la impunidad y la falta de prevención están servidas, y los Derechos de las victimas pisoteados.

continuar......>